Microsoft lanza para empresas el ‘Office 2010’

29 05 2010

Microsoft ha lanzado al mercado para empresas su última versión del conjunto de programas de ofimática Office, que diariamente utilizan más de 500 millones de personas y que se ha renovado para profundizar en la colaboración online, la movilidad y la integración en redes sociales virtuales. Una de las grandes novedades es que varias de las aplicaciones del paquete serán gratuitas.

“Queremos ayudar a la gente a trabajar de forma más inteligente y rápida, con independencia de dónde se encuentre y a través de casi todos los dispositivos”, ha anunciado hoy el presidente de la división empresarial de Microsoft, Stephen Elop, en un acto organizado en los estudios neoyorquinos de NBC donde se graba el popular programa Saturday Night Live.

Concretamente, lo que sale al mercado para empresas es Office 2010, SharePoint 2010, Visio 2010 y Project 2010, todos ellos programas de ofimática con los que hasta ahora Microsoft ha generado casi un tercio de sus ingresos (unos 19.000 millones de dólares en el 2009, algo más de 15.000 millones de euros) y que ya han sido probados por 8,6 millones de personas en su versión beta.

Microsoft, que cuenta con una cuota mundial de mercado en el software de ofimática del 94% según analistas independientes, afirma que la beta de Office 2010 ha sido la más utilizada hasta la fecha, con el triple de participantes que en versiones previas. El producto se venderá a particulares a mediados de junio en todo el mundo, y en casi todos los países se podrá comprar a través de la red.

Uno de los aspectos nuevos más importantes es que Office 2010 apuesta por la computación en lo que llaman la nube, que consiste en almacenar los datos en un servidor externo, en lugar de en el ordenador, lo que los hace accesibles desde cualquier dispositivo y ubicación.
En ese ámbito, Google, con su aplicación online para edición de textos, es un nuevo competidor que puede ser peligroso para Microsoft, ya que la mayor parte de los usuarios de Google Docs usan versiones gratuitas, por lo que Microsoft se ha visto obligado a facilitar determinadas aplicaciones sin coste. Hasta tres millones de clientes podrían descargar en los próximos meses esta nueva versión del que es uno de los programas más usados del mundo, aunque se calcula que cerca de la mitad es pirata.

Según el presidente de Microsoft en América Latina, Hernán Rincón, en algunos países ese porcentaje es mucho mayor, como Paraguay o Venezuela, donde se cree que el 80% del software instalado es ilegal. En general, según ha explicado a Efe Diego Silberman, responsable de Information Worker Business de Microsoft en Latinoamérica, Office 2010 “está diseñado para trabajar de acuerdo con las nuevas tendencias de las empresas y aumentar la productividad, tanto desde PC como desde teléfonos”.

El gerente de Microsoft Office en Latinoamérica, Andrés García, ha declarado que la interface de usuario que se creó con Office 2007 se ha integrado en esta ocasión en todas las aplicaciones, al tiempo que se ha mejorado el acceso a los datos de Excel para facilitar su análisis. Además, se ha apostado por lo que Microsoft llama coautoría, que, según García, permite por ejemplo que todos los implicados en un proyecto “editen a la vez un mismo documento, sin tener que andar enviándolo de uno a otro y pudiendo ver los cambios de los demás”.
Esa posibilidad estará disponible tanto en su procesador de textos Word, como en el programa de presentaciones PowerPoint (que incluye una nueva aplicación de vídeo) y de toma de notas OneNote, al tiempo que a través de la aplicación Office Mobile 2010 se tendrá acceso desde ciertos teléfonos móviles a versiones simplificadas de los principales programas de Office.
Silberman ha añadido como uno de los puntos fuertes de la nueva versión de Outlook (el servicio de correo electrónico que forma parte de Office y que es usado en casi el 90% de las grandes empresas) es la integración con redes sociales.





Facebook forzado a mejorar la privacidad

29 05 2010

Facebook despide en estos momentos un olor similar al de Microsoft a mediados de los 90, cuando se enfrentaba a un proceso por prácticas monopolísticas, y al de Google desde hace un tiempo, por su escaso respeto a la intimidad y su potencial para subvertir modelos de negocio. La tormenta sobre la red social más poblada del planeta tiene también que ver con la privacidad, pero hay algo que distingue a Facebook de otros gigantes tecnológicos de halo amenazante: la relación emocional con sus miembros. Allí, en esa segunda vida virtual, los internautas ríen y lloran, explican qué están haciendo o pensando, muestran fotos de familiares y amigos. Y eso es lo que explica que su fundador haya mandado parar.
Primero fue un mensaje del pasado domingo en un blog especializado. «Hemos cometido un puñado de errores», reconoció Mark Zuckerberg, quien hace seis años creó la red para sus compañeros de la universidad de Harvard y ahora está cerca de gestionar los datos personales –incluidas 48.000 millones de imágenes, el mayor archivo fotográfico del mundo– de 500 millones de personas. Y ayer, en un artículo en The Washington Post, Zuckerberg
–cuyo perfil en la red informa de que le gusta el «minimalismo», las «revoluciones», «crear cosas» y «romper cosas»– anunció que «en las próximas semanas» simplificará los filtros de privacidad. Solo han pasado cuatro meses y medio desde que el empresario proclamase que la era de la intimidad había acabado y que el rol de su compañía era reflejar las actuales normas sociales. El encargado de precisar el nuevo orden, por supuesto, era el propio Zuckerberg.

Hay que remontarse hasta diciembre del pasado año para entender qué ha ocurrido. Facebook transformó entonces su política de privacidad, convirtiendo la mayor parte de los datos que los miembros cuelgan en sus perfiles –las ciudades en las que viven, sus nombres, sus fotos, los nombres de sus amigos, sus gustos musicales y cinematográficos, sus intereses o las causas que defienden– en públicos por defecto. Los usuarios pueden convertirlos en privados, pero para eso necesitan (habrá que ver en qué consiste la simplificación anunciada por Zuckerberg) casi una licenciatura en informática: el menú para el cambio de estatus llega a ofrecer hasta 150 opciones distintas.
El motín, en múltiples frentes, comenzó a principios de año. Las búsquedas en Google sobre cómo borrarse de Facebook se han duplicado en lo que va de curso respecto al mismo periodo del 2009. Hay senadores estadounidenses que han pedido a su Gobierno que intervenga, importando una polémica vivida en Europa y Canadá. Hay gurús tecnológicos que han dicho que ya no quieren saber nada de la red social. Hay campañas que piden a los usuarios que el 31 de mayo se borren de Facebook. Y hay, por último, un inminente largometraje –The social network, producido por Kevin Spacey– en el que Zuckerberg aparece como un tipo acomplejado que creó su empresa, plagiando ideas de otros compañeros de Harvard, después de que lo dejase su novia. Aún no hay nada capaz de destruir tantas reputaciones como una película.

Y el fundador de la red ha entonado el mea culpa, sí, pero sin pedir disculpas. Zuckerberg, de 26 años, usa un tono casi paternalista para contar por qué todos deben tener un asiento de primera fila desde el que escrutar los gustos y los amigos de los demás. «La gente quiere compartir más –escribe en The Washington Post–. Si comparten más, el mundo será más abierto y mejor conectado. Y un mundo más abierto y mejor conectado es un mundo mejor».





La OCU advierte de las limitaciones del iPad

29 05 2010

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido hoy que el iPad (a la venta ya en España) no reúne las condiciones necesarias para ser ”el ordenador principal” de un usuario tipo ya que carece de las características necesarias para llevar a cabo muchas funciones, especialmente las relacionadas con el trabajo.

En su análisis la OCU explica que el tablet de Apple es un ordenador especialmente pensado para el entretenimiento y destaca que se trata de un dispositivo cómodo y portátil, cuyo manejo es muy intuitivo.
Asimismo, indica que que permite leer libros, revistas y comics; realizar tareas como el envío de correos electrónicos y la redacción de pequeños documentos; mostrar fotos y vídeos con buena calidad; e incluso disfrutar de los videojuegos a precios muy inferiores de lo normal.

Sin embargo, considera que para leer libros electrónicos es mejor un eReader, para trabajar fuera de casa un netbook y para jugar una consola, por lo que recomienda el iPad para quienes buscan un todo en uno, aunque no reúna las mejores prestaciones en cada caso.
Por último recuerda que no va a ser el único producto de este tipo y que después del verano llegarán los modelos de otros fabricantes como Dell, HP o Toshiba a un precio más asequible, y mucho más si su compra va asociada a un contrato de Internet móvil.





Conexiones WI-Fi 10 veces más rápidas

29 05 2010

El grupo sectorial estadounidense Wi-Fi Alliance ha anunciado la creación de un nuevo formato de transmisión inalámbrica de datos que permitirá que las conexiones por Wi-Fi sean dentro de dos años hasta 10 veces más rápidas que las actuales.
Esa organización con sede en Texas, propietaria de la marca Wi-Fi y encargada de certificar que los aparatos electrónicos cumplen los estándares de esa tecnología, se ha aliado con uno socio similar japonés, Wireless Gigabit Alliance (WiGig Alliance) para difundir las especificaciones de ese nuevo formato.

Con ellas todo el sector podrá trabajar sobre los mismos estándares, lo que permitirá que las aplicaciones y dispositivos que se desarrollen con esa tecnología, que ocupará la banda de 60 gigahercios, sean compatibles entre sí.

Con una conexión Wi-Fi de tan amplio ancho de banda, de 60 gigahercios frente a los 2,4 y 5 gigahercios sobre los que opera el Wi-Fi convencional, se podrán realizar tareas ahora imposibles o excesivamente lentas.

Sobre una banda de 60 gigahercios la velocidad de transmisión inalámbrica de datos podrá medirse en gigabytes por segundo, mientras que con el actual estándar de Wi-Fi esos intercambios se miden por tan sólo decenas de megabytes por segundo, según explicaron los responsables de ambas agrupaciones.

La generalización de este estándar, que requerirá al menos dos años, podría ser realmente el comienzo de las redes informáticas sin cables en el hogar, aunque su alcance será más reducido, por lo que la señal podría tener problemas para superar las paredes que separan dos habitaciones, por ejemplo.





¿Por qué existen redes WiFi inseguras?

2 05 2010

Hace ya una año, nuestro compañero Alekusu se fue a visitar México a presentar en un congreso un artículo titulado “Living in the Jungle”. Este artículo recoge una parte del trabajo que habíamos estado realizando para crear una métrica de seguridad en redes inalámbricas y que terminó por se implementado en Mummy, una herramienta que os hemos enseñado en alguna conferencia. Tenéis publicada una versión en castellano del mismo en MundoInternet: Viviendo en la Jungla.

La base de ese artículo es medir el grado de inseguridad que tiene un usuario legítimo de una red WiFi conectado a una red WiFi insegura. Es decir, el típico usuario que llega a un hotel y le dan una conexión a una WiFi que está con WEP o con WPA2 con una buena password pero con cantidad de malos vecinos.

En una parte de ese artículo escribimos sobre el motivo de la existencia de las redes WiFi inseguras y recogimos varios motivos como la compatibilidad hacia atrás, los costes que suponen las migraciones o la falta de conocimientos técnicos. Todo muy bien, pero creo que esta viñeta del Gran Dilbert lo recoge mucho mejor que nadie:


Viñeta 1: ¡Buenas noticias! Ganamos la oferta para construir una red inalámbrica a nivel nacional.

Viñeta 2: ¡Malas noticias! No sabemos como construir una red inalámbrica a nivel nacional.

Viñeta 3: Es sin cables. ¿Cuánto dificil puede ser no instalar cables?